La devaluación agrava la situación de las empresas prestadoras de salud.                                                     

 

La Cámara participo de las reuniones del 16 y 27/8/19 del Comité de Contingencia del Sector Salud, convocadas por la Secretaria de Gobierno de Salud de la Nación. Con la presencia de su Secretario, Doctor Adolfo Rubinstein, del Director Ejecutivo del PAMI Sergio Casinotti, representantes de la Superintendencia de Servicios de Salud, y las principales Instituciones representativas de financiadores y prestadores,  se continuo analizando en detalle la situación crítica del sector salud, agravada por los recientes acontecimientos en materia económica. Entre los asuntos que se abordaron – como ya informamos -, desde CA.DI.ME se puso énfasis en la depreciación arancelaria, en mejorar sustancialmente los plazos de pago a los prestadores y en acelerar el funcionamiento del Consejo Permanente de Concertación como paritaria arancelaria. Asimismo se converso acerca de la situación del PAMI, ya que dado los niveles inflacionarios actuales los aumentos ya acordados han quedado desactualizados; compensación del crédito IVA no computable; eliminación del impuesto al debito y crédito, financiamiento, eliminación de aranceles para la importación de insumos esenciales para la salud, etc.

Fundamentalmente, desde la Secretaria observan posibilidades de instrumentar algunas medidas en el corto plazo (reclamadas por CA.DI.ME), que tendrían un impacto sobre los costos de todo el sector, aunque serian claramente insuficientes, dado que se requiere además  que se garanticen  mejoras en los ingresos de estas pymes prestadoras, de igual manera que a las entidades financiadoras.  

  1.  Adelantamiento del Mínimo no Imponible a prestadores (detracción 100%)

Párrafo Documento CA.DI.ME: Sería muy importante que el sector salud al cual representamos pueda acceder al beneficio, detrayendo de la Base Imponible de Cargas Sociales el 100% del monto establecido mediante el artículo 167 de la Ley  27430 que sustituyó el artículo 4 del Decreto 814/01, que para el año 2019 es de $ 17.509,20, tal cual lo hacen otros sectores actualmente. (Se estima un 5% de impacto sobre el costo salarial).

  1.  Reducción de alícuota de impuesto al cheque para equipararlo con OOSS.

Párrafo Documento CA.DI.ME: El desfase entre los costos de producción de las prácticas medico asistenciales y el valor que se cobra por las prestaciones, condiciona severamente el desenvolvimiento normal de nuestras actividades. En ese orden, a los prestadores se les hace imposible trasladar el 1,20% del Impuesto al Débito y Crédito Bancario como sucede en muchas otras actividades, en especial en aquellas que resultan formadores de precio. En este impuesto vemos un  trato discriminatorio como consecuencia que el Decreto Reglamentario del Impuesto establece una alícuota reducida para las Obras Sociales, siendo los mismos recursos que se transfieren a los prestadores. (Reducción de la alícuota en un 66,66%).

Las actuales condiciones del país, han profundizado la grave crisis en la que se venían desenvolviendo los prestadores independientes, fundamentalmente pequeños y medianos. Desde hace años, la fuerte depreciación arancelaria y el estado de permanente desfinanciamiento están ahogando al conjunto de las empresas prestadoras, situación que en la última semana se ha agravado superlativamente dada la fuerte devaluación de la moneda.

Venimos alertando sobre el impacto negativo que soportan estos prestadores,  dados los fuertes aumentos de sus costos operativos y de la presión fiscal, mientras sus ingresos dependen de valores arancelarios rígidos, definidos básicamente por los propios financiadores dada la asimetría en el poder de negociación por parte de los prestadores pymes.

Los mayores fondos que reciben las obras sociales y prepagas -aumentos de recaudación y suba de cuotas-, no se trasladan adecuadamente a los aranceles que pagan a la mayoría de sus prestadores, sobre todo aquellos  pequeños y medianos.

Compartir en:
×