La tendencia hacia un aumento sostenido y exponencial en los costos para brindar prestaciones de salud, pone en jaque la viabilidad financiera y económica de los prestadores de diagnóstico médico ambulatorio.

En los últimos dos meses la tendencia hacia un aumento sostenido y exponencial en los costos de algunos de los insumos para brindar prestaciones de salud, pone en jaque la viabilidad financiera y económica de las instituciones de diagnóstico médico ambulatorio.

CA.DI.ME solicitó a la Superintendencia de Servicios de Salud que garantice que los pagos que reciben los prestadores de parte de las obras sociales y prepagas se realicen en plazos razonables y en forma regular, para evitar el mayor deterioro y eventual pérdida irreparable de oferta prestacional del sistema de salud.

Ø Según una encuesta a nivel nacional realizada por CA.DI.ME, el 98% de los prestadores manifestó una significativa caída en su nivel de trabajo habitual, el 43% se encontró con problemas para la compra o abastecimiento de sus insumos esenciales, y el 55% observó aumentos inusuales en sus insumos y servicios necesarios para su actividad.  

De acuerdo con los informes técnicos elaborados en CA.DI.ME, los costos se encuentran en una fase de crecimiento sostenido y exponencial desde mediados de marzo; se estima que continúen con esta tendencia dado la alta volatilidad presente en la economía (endeudamiento, devaluación, emisión, déficit fiscal). La situación de los ingresos es aún más acuciante ya que han caído durante el mes de abril y se profundizará esta situación en los meses de mayo y junio (cuando se efectivicen los pagos), dada la abrupta caída de la demanda y de los ingresos de los financiadores. Como corolario si la pandemia crece de forma exponencial, llevaría la demanda prácticamente a cero, mientras que los recursos de los financiadores se destinarán a los prestadores con internación.

ACCEDER AL INFORME COMPLETO

Compartir en:
×