Los prestadores de servicios ambulatorios de Salud somos esenciales para la salud y la economía de los argentinos.

Los prestadores de servicios ambulatorios de Salud somos esenciales para la salud y la economía de los argentinos.

En todo el territorio nacional los prestadores de diagnóstico y tratamiento ambulatorio somos verdaderos prestadores de cercanía. 

 

Nuestros servicios están presentes allí donde no es rentable para las grandes empresas asistenciales; particularmente en el interior del país, y también en los sectores de ingresos medios y bajos (por ejemplo: del AMBA). 

 

A la ventaja en el acceso, hoy se suma la seguridad, al reducir los desplazamientos de las personas para realizar sus controles y recibir tratamientos.

Las instituciones asociadas han implementado estrictas normas de cuidado de sus pacientes -desde el momento mismo de solicitar los turnos- y de su personal, en concordancia con las directivas de las autoridades sanitarias, que aseguran las máximas condiciones de seguridad para todos.

Los pacientes portadores de COVID no ingresan a las consultas ambulatorias, y se derivan a los centros asistenciales de acuerdo a los protocolos vigentes en cada jurisdicción. 

El subsector es un eslabón fundamental de la cadena de valor de la salud, impactando fundamentalmente en la prevención y detección temprana de enfermedades, en evitar la aparición de complicaciones, y en mejorar conductas de cuidado.

 

En Argentina la Encuesta de Factores de riesgo del año 2019 confirma la relevancia sanitaria de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT):

 

  • Presión arterial elevada en el 42.8% de los encuestados.
  • Riesgo estimado de desarrollar diabetes mellitus: 20 %.
  • Actividad física baja: en el 44%.
  • Colesterol elevado en el 32,5%
  • Rastreo de cáncer de colon, solo en el 35%.
  • Realización de algún estudio de Papanicolaou: 76%.
  • Consumo de alcohol episódico excesivo: 11,3%.
  • 68% de los encuestados con exceso de peso, 35% con sobrepeso, y 33% Obesidad.

En esta crisis los prestadores de cercanía son fundamentales para el seguimiento y control de las patologías crónicas prevalentes en la población -cuestión de especial gravedad en el futuro inmediato- liberando la oferta de los grandes centros asistenciales abocados a la atención de la crisis.

 

Está claro que el impacto sobre la salud pública de la interrupción de los controles y el abordaje de las ECNT será enormemente gravoso, también en términos de saturación de los servicios, y morbi mortalidad entre los argentinos.

Se trata de un sector de la economía nacional que requiere permanente inversión en tecnología y al mismo tiempo depende críticamente de recurso humano capacitado. A diferencia de otros sectores, en la salud se necesita incorporar cada vez más personal y con mayor calificación y así lo ha demostrado incrementando, entre 2010 y 2019, en un 32,5% la cantidad de empleados del sector privado.

Compartir en:
×