Comunicado de la Cámara Argentina de Medicina Transfusional (CAMeT).

¡Los prestadores de Medicina Transfusional estamos al borde del colapso! Como es de público conocimiento, más de la mitad de la población es atendida a través del subsector privado, es decir a través del financiamiento de prepagas y obras sociales, gracias a que existe una extendida capacidad instalada para hacerlo y poder garantizar calidad y seguridad de prestaciones en general, y especialmente en la seguridad transfusional.

Los tiempos de pandemia, obligaron incluso a desarrollar actividades extra para garantizar el stock adecuado para la demanda existente, ya que pese a haber disminuido las cirugías programadas, continúan realizándose trasplantes, tratamientos oncológicos, traumas, accidentes y otras patologías que necesitan de hemocomponentes para restaurar la salud.

Los aumentos de precios en los materiales e insumos directamente implicados en el cuidado de la trasmisión del covid-19 han aumentado más de un 600% y aquellos destinados al estudio de las enfermedades transmisibles por transfusión en un 77% desde enero de 2020 a la fecha, mientras los aranceles destinados a la recuperación de costos sólo han sido corregidos en un 10% en promedio.

Los magros aumentos otorgados a las prepagas, en general no han sido trasladados a los prestadores, y a esto se suman los incrementos de sueldos otorgados por paritarias al personal técnico que se desempeña en los Servicios de Hemoterapia a cargo de los médicos de medicina transfusional, haciendo inviable la continuidad de nuestras prestaciones.

Ante el justo pedido de nuevos aumentos salariales hacemos un urgente llamado de atención a buscar soluciones que permitan dar continuidad a nuestro trabajo, que ocupa un rol fundamental para el desarrollo de otras prestaciones médicas, y difícilmente podría ser reemplazado por el agotado sistema público.

Advertimos que la dilatación en encontrar cómo financiar esta brecha provocará sin duda la caída de numerosos puestos de trabajo y el consiguiente aumento del riesgo de salud en la población ante la falta de hemocomponentes aptos para transfundir.

Compartir en:
Open chat
¿Necesita ayuda?
Hola. En qué podemos ayudarlo?
×