Preocupación de la OPS por la atención de las enfermedades no transmisibles durante la pandemia de COVID-19

En la misma línea expresada por el Informe, CA.DI.ME reclama e insiste en la incorporación de los prestadores de salud ambulatoria como actores relevantes en el cuidado de la salud integral de la población, en el marco de la respuesta social a la pandemia.

El pasado 15 de junio la Organización Panamericana de la Salud (OPS) actualizó el Informe de la evaluación rápida de la prestación de servicios para enfermedades no transmisibles durante la pandemia de COVID-19 en las Américas(1).

El objetivo del mismo es dar un panorama general del impacto que la pandemia tiene en el cuidado de las enfermedades no transmisibles (ENT) en la Región. Los datos se obtuvieron a través de una encuesta realizada en mayo 2020, que respondieron 28 de los 35 Estados miembros de la OPS, entre ellos Argentina.

Los principales resultados son:

  • En casi todos los países (89%) se reasigno personal habitualmente dedicado al cuidado de ENT a tareas de atención a la pandemia.
  • Mayoritariamente los países no reasignaron los fondos originalmente previstos para el cuidado de ENT a la atención de COVID, aunque el 36% reconocieron no saberlo.
  • Dos países informaron el cierre total de sus servicios ambulatorios. En 18 países (64%) la atención ambulatoria para las ENT se mantiene con acceso limitado, y en 7 (24%) con el acceso habitual.
  • Los cambios en el acceso en los servicios contra las ENT, afectaron todos los tipos de atención, pero especialmente los vinculados a diabetes, atención odontológica y rehabilitación.
  • Las principales razones que afectaron a los servicios para el cuidado de las ENT fueron: la cancelación de los servicios (58%), la reasignación de personal a la atención de la pandemia (50%), y los casos de pacientes que faltaron a sus turnos (50%).
  • Las principales estrategias implementadas para reducir el impacto sobre la atención de ENT son: el triaje de los pacientes (70%), la telemedicina (61%), nuevas maneras de dispensar los medicamentos (57%), y derivación de pacientes a lugares alternativos (52%).
  • Varias actividades orientadas a las ENT fueron suspendidas: encuestas (57%), y tamizajes para cáncer, diabetes y otras ENT (43%).

Las conclusiones del Informe son: 1. que es probable que estos trastornos en los servicios de atención a las ENT impacten en la salud de este grupo de la población; 2. que se requieren mayores esfuerzos para que las ENT se incluyan en el plan nacional de respuesta a la COVID-19; 3. que se incluyan datos sobre comorbilidades de ENT en los sistemas de vigilancia de los pacientes COVID-19; 4. que se desarrollen infraestructura y modalidades para la telemedicina,  y otras estrategias que permitan continuar con la atención de las ENT.

En la misma línea expresada por el Informe, CA.DI.ME reclama e insiste en la incorporación de los prestadores de salud ambulatoria como actores relevantes en el cuidado de la salud integral de la población, en el marco de la respuesta social a la pandemia.

Somos prestadores de cercanía, confiables y seguros. Somos servicios esenciales.

Los prestadores de servicios ambulatorios de Salud somos esenciales para la salud y la economía de los argentinos.

[1] https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/52283/OPSNMHNVCOVID-19200024_spa.pdf?sequence=5&isAllowed=y

Compartir en:
×